El parque acuático lucha por mantener su cabeza por encima del agua.

De acuerdo con el San Diego Union-Tribune, las utilidades de SeaWorld’s en el segundo cuarto de año cayeron de $37.4 millones en 2014 a $5.8 millones este año, un desplome del 84 por ciento. Esta disminución se le atribuye a los efectos combinados del documental de CNN en 2013 llamado Blackfish—el cual pone al descubierto el sufrimiento animal en el parque acuático—y numerosas campañas y demandas legales en contra de SeaWorld organizadas por PETA – (People for the Ethical Treatment of Animals) “Personas por el Trato Ético de los Animales”. Con las acciones de la bolsa a la baja, SeaWorld ha estado luchando por reconstruir su marca con la finalidad de incrementar las visitas a su parque. En Julio, un empleado de Sea World fue despedido después de haber sido parte de manera encubierta, de PETA a favor de los derechos de los animales en un esfuerzo de incitar actividad ilegal y llevar información de regreso al parque. Mientras el actual liderazgo está desesperado por reconstruir la marca de Sea World, hasta prometer la inversión de $100 millones de dólares en la expansión de los tanques en el parque de San Diego, PETA recientemente recomendó al CEO de Sea World Joel Manby, “seriamente considerar la propuesta de jubilar a las orcas de Sea World en santuarios en el mar en vez de gastar millones en la construcción de jaulas más grandes”.

 

Sigue a Marco Antonio Regil en Facebook, twitter e Instagram y suscríbete a nuestro boletín para que recibas Regil Radio cada semana y al hacerlo recibirás un regalo (entrenamiento) gratis!


¡LEE OTRAS NOTICIAS!